Tu corazón dicta el camino correcto

El espacio del Ser

Tu corazón dicta el camino correcto

En una ocasión publiqué una imagen con tal frase, y debido a ello, recibí un mensaje de un amigo mío para comentarme amablemente que él no estaba de acuerdo con eso y textualmente decía así: Yo no estoy de acuerdo, a veces el corazón nos pide amor, pero no se puede ser amado de la manera en que uno espera. Le di mi respuesta breve, y después se me ocurrió compartirla con todos ustedes, más ampliamente, pues pudiera ser que como él, hubiera más personas con esa confusión. Con lo que él estuvo de acuerdo, y además, dijo estar ansioso de leer mi respuesta.

Por eso, hoy escribo esto: No se puede seguir al corazón, no se puede VIVIR DESDE EL AMOR, creyendo que debemos recibirlo de alguien externo; de ahí precisamente deriva la principal frustración, de la expectativa de que el amor nos lo deben dar otras personas. Mientras sigamos esperando eso, la insatisfacción prevalecerá.
Será cuando reconozcamos nuestro amor interno y lo dejemos SER, y fluyamos con él, que sabremos que no dependemos de que otros nos completen, de que otros nos llenen, dejaremos de pedirlo, de esperarlo, porque sencillamente lo estaremos sintiendo, viviendo, estaremos vibrando en la propia energía del amor, la energía natural de la vida. Me encantan las palabras de Osho al decir que: “La energía del amor quiere bendecir a toda la existencia, porque cuando estás en esa energía te sientes bendecido. Y cuando uno se siente bendecido, ¿qué otra cosa puede hacer sino bendecir a toda la existencia?”

Por eso, al decir que tu corazón dicta el camino correcto, yo me refiero a que EL AMOR QUE HAY EN TI (no el que esperas recibir) tiene siempre la mejor respuesta para tu beneficio y el de todos los involucrados, porque eso hace el amor, comparte, ilumina, expande… “EL AMOR ES UN PROFUNDO DESEO DE BENDECIR A TODA LA EXISTENCIA”. Entonces confía, tu corazón siempre sabe el camino, sólo escúchalo, dejáte guiar, confía…

En realidad, ante cualquier situación, sólo podemos actuar desde dos posiciones: el AMOR, o su opuesto: el miedo. Así como la oscuridad desaparece con la luz, el miedo desaparece con el amor. Con el miedo dudas, con el amor confías; con el miedo te cierras, con el amor te abres…
Recuerda: ¿Amor o miedo, qué eliges tú?

Mi lema desde hace varios años es este: PORQUE SIEMPRE TENGO UNA OPCIÓN, ¡YO ELIJO EL AMOR!

Fá Ibarrarán

Una idea en “Tu corazón dicta el camino correcto

  1. Ma. Socorro González Olvera Responder

    Mi elección definitivamente es: el AMOR.

    Porque un día decidí quererme, cuidarme y respetarme.

    La mejor decisión en toda mi vida.

    «Bendito sea el día que conocí la SOLEDAD, porque me permitió encontrarme a mi misma y sinceramente me enamore de mi».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *