Procesos, procesos, procesos… y más procesos

En el blog de la semana anterior comentábamos acerca de procesos estables y productivos, ahora es tiempo de analizar una cosa más sencilla: ¿tienes identificados y mapeados los procesos en tu negocio? ¿les das un seguimiento continuo y cada proceso tiene asignado un responsable?

Muchas veces este tipo de sencillas preguntas no tienen respuestas tan sencillas, o definitivamente son preguntas que no tienen respuesta; sin embargo, debemos entender algo que es muy fácil de comprender: documentar, responsabilizar y dar seguimiento desde el proceso más sencillo hasta el más complejo dentro de tu organización, te dará un enfoque más claro de dónde estás ahora posicionado y hacia dónde quieres dirigirte.

Cuando defines tus procesos y los documentas, les estableces parámetros de cumplimiento y les das un seguimiento adecuado, no vas a depender de “alguien” experto que lleve a buen término ese proceso, sino que tendrás procesos sustentables y robustos que requieran de alguien que los atienda sin necesidad de ser “alguien” experto.

Ahora, a 50 años de uno de los logros más importantes para la humanidad como el hecho de pisar la superficie de la luna, te puedo decir que:

“Definir y dar seguimiento a un proceso es un pequeño paso para tus colaboradores, pero un gran salto para tu organización”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *